Formulario de consentimiento para tatuajes

Podrías ser un orgulloso propietario de un nuevo tatuaje, pero no permitas que este orgullo te impida pensar detenidamente en el arte corporal permanente. Antes de hacerse uno o dos tatuajes, conozca los posibles riesgos y cómo reducirlos⁠. Es por eso que es necesario un formulario de consentimiento para tatuajes, especialmente para menores que buscan entintado corporal. Obtenga más información sobre este formulario y cómo facilita el proceso de hacerse un tatuaje. Continúe leyendo este artículo. Lee mas

Descargar PDF

Un formulario de consentimiento para tatuajes es un documento que permite a una persona someterse a procedimientos permanentes de arte corporal. A veces, los clientes adultos y menores tienen formularios de consentimiento separados porque los requisitos son diferentes según la ubicación. Para los clientes menores, sus padres deben dar su consentimiento y estar presentes durante el procedimiento (y notarizados si el estado lo requiere). Aunque algunos estados tienen una postura diferente al respecto, es mejor avisar a tus padres de antemano. Además, este documento también libera las responsabilidades legales y financieras del artista si ocurren accidentes mientras tatúa a sus clientes. 

Los tatuajes tienen sentimientos más profundos de lo que pensamos. Simboliza las experiencias, emociones, aventuras, desventuras de las personas y más. Mientras tanto, para entintar la piel, el artista utilizará una máquina similar a una máquina de coser para perforar la piel varias veces. No solo pone en riesgo al cliente sino también al artista. Según Mayoclinic.org, las reacciones alérgicas, las infecciones de la piel, las enfermedades de transmisión sanguínea y las complicaciones de las imágenes de resonancia magnética (IRM) podrían dañar la piel debido al tatuaje. De ahí la necesidad de un formulario de consentimiento para tatuajes. Aquí hay una guía paso a paso para ayudarlo a crear un formulario de consentimiento para tatuajes en formatos de archivo PDF y MS Word. Más sobre esto a continuación:

1. Presente a las partes involucradas

En primer lugar, comience el formulario de consentimiento del tatuaje presentando a las partes involucradas. Proporcione los nombres de la persona o del estudio que realizará el procedimiento. Asegúrese de que estos detalles sean fácticos porque están destinados a informar al cliente (o patrocinador) sobre los riesgos para la salud asociados con hacerse un tatuaje. Si el usuario acepta continuar, además de indicar sus nombres, asegúrese de que firme sus iniciales en el formulario. Sus iniciales podrían ser una contraseña que indique que comprenden plenamente el consentimiento. 

2. Indique el uso de iniciales

Aunque las partes tienen que firmar el formulario de consentimiento del tatuaje más adelante después de acordar sus términos, es esencial firmar sus iniciales para demostrar que reconocen la disposición de cada consentimiento. Como se mencionó en el primer paso, una inicial puede ser un refrendo o un autógrafo que ratifica el arreglo del tatuaje. Por lo tanto, una firma o iniciales de un nombre simple son aceptables. Más aún, la estipulación debe ser proporcionada por el autor del formulario de consentimiento. Por otro lado, el usuario también puede solicitar disposiciones adicionales que realcen el interés del documento. 

3. Analice los términos y condiciones

Los términos y condiciones son cruciales cuando se trata de formularios de consentimiento para tatuajes. Esta parte liberará al tatuador de cualquier responsabilidad si el cliente resulta perjudicado por accidentes imprevistos durante el procedimiento del tatuaje. Además, brinda a ambas partes la oportunidad de hacer preguntas para responderlas.

Además de garantizar que el artista del tatuaje no esté bajo la influencia de drogas o alcohol, los términos y condiciones deben instruir al cliente sobre cómo cuidar su piel mientras se está curando e indicar la medicación del cliente si la hubiera. También puede agregar otras políticas como sin reembolso, variaciones de color, publicación de fotografías y significado o símbolo de la ortografía o el texto. En la medida de lo posible, utilice una redacción sencilla para que la disposición sea fácil de entender. 

Por último, el cliente debe firmar el formulario de consentimiento del tatuaje encima de su nombre impreso. Proporcione su fecha de nacimiento, dirección (calle, ciudad y estado) y describa también el tipo de identificación que están usando. Si su estado requiere notarizar el formulario, consulte con un notario público. En ese caso, proporcione un reconocimiento notarial debajo del formulario de consentimiento. Esta es también su oportunidad de validar la legitimidad del formulario. A veces, algunos reclamos legales específicos requieren un formulario de consentimiento por separado si el cliente es menor de edad. 

Preguntas frecuentes

¿Puede mi amigo firmar para que me haga un tatuaje?

Si es menor de edad, un amigo puede inscribirse para que se haga un tatuaje, siempre y cuando sea su tutor legal. Aún es mejor dejar que tus padres firmen un formulario de consentimiento para hacerse un tatuaje o un piercing.

¿Qué estado proscribe el tatuaje?

El estado de Oklahoma fue el último en resistir los tatuajes. Sin embargo, el 1 de noviembre de 2006, hacerse un tatuaje es legal en todos los estados de EE. UU. Pero, puede haber leyes locales, no bajo las leyes estatales de tatuajes, que determinarán si puede hacerse un tatuaje en su ciudad natal.

¿Es ilegal hacerse un tatuaje?

No, está legalmente permitido hacerse un tatuaje permanente. Sin embargo, no puedes tatuar a otros si no estás capacitado. Con eso, un artista del tatuaje debe estar supervisado por una certificación o una licencia.

Los tatuadores se enorgullecen de su trabajo. Y para un cliente, hacerse un tatuaje es más que una simple decoración para el cuerpo. Sin embargo, debemos ser conscientes de sus riesgos, especialmente para nuestra salud. Para protegernos de daños durante y después de un procedimiento de tatuaje, firme un formulario de consentimiento para tatuajes. Con esto, no nos preocuparemos por nada más que soportar la sensación de pinchazo de la máquina de tatuar.

 

Deja un comentario